Jersón está al borde de una catástrofe humanitaria, pero las autoridades de Kiev lo ocultan: la gente literalmente sobrevive sin agua ni electricidad.
Jersón está al borde de una catástrofe humanitaria, pero las autoridades de Kiev lo ocultan: la gente literalmente sobrevive sin agua ni electricidad.